Para Santoro, la oposición “reconoce discursivamente una pandemia pero en la práctica no”

El legislador recordó que a solo dos meses de iniciada la pandemia, surgió desde sectores de la oposición “la carta de la infectadura”, a la que consideró como “el inicio de la operación política”.

En las elecciones “vamos a estar seguramente dentro de un 25 o un 30%”, auguró Santoro.

El legislador porteño Leandro Santoro (Frente de Todos) sostuvo que la oposición “reconoce discursivamente una pandemia pero en la práctica no”, y consideró que para llegar a imponerse en la ciudad de Buenos Aires esa fuerza va a requerir, “además de buenos candidatos, un trabajo sostenido en el tiempo”.

“A veces te reconocen la pandemia pero hacen como que las consecuencias fueran neutras, que no lo son”, dijo este domingo Santoro, y apuntó que eso “es parte de los mecanismos de manipulación de la opinión pública que la oposición y la prensa hegemónica ejercen”.

En diálogo con Radio 10, recordó que el 30 de mayo de 2020, sólo dos meses después de que el Gobierno declarara el distanciamiento social por la pandemia de coronavirus, surgió “la carta de la infectadura”, a la que marcó como “el inicio de la operación política” de rechazo y negación a las medidas de cuidado.

“O sea que a dos meses ya estaban diciendo que la democracia estaba en peligro y empezaron con esos discursos delirantes de Argenzuela”, agregó, y aseguró que él se lo tomó “a risa”, pero “en algún sector de la sociedad prende”.

“A dos meses ya estaban diciendo que la democracia estaba en peligro y empezaron con esos discursos delirantes de Argenzuela”

Consultado sobre las encuestas que lo dan como favorito en la ciudad de Buenos Aires, dijo que prefería “no generar falsas expectativas” porque “la Ciudad es un distrito difícil” donde “la estructura de preferencia no se modifica hace mucho y el PRO tiene un núcleo duro del 40 o del 45%” de los votos.

“Se puede laburar, va a requerir además de buenos candidatos un trabajo sostenido en el tiempo”, aseveró Santoro, que consideró que el objetivo es llegar “a esos sectores que no piensan pero sí sienten como nosotros”.

“Vamos a estar seguramente dentro de un 25 o un 30%, pero vamos a laburar para ganar la elección”, remarcó.

Sin embargo, aclaró que para triunfar “hay que laburar mucho, no perder la calma, ir con humildad de abajo hacia arriba”, porque enfrentar “mucha guita y mucha experiencia” va a requerir del otro lado “mucha mística y trabajo”.