Alto acatamiento en los comerciantes y cinco locales clausurados: así fue el fin de semana en la Ciudad tras las nuevas medidas

Inspectores de la AGC recorren desde el jueves por la noche los polos gastronómicos haciendo prevención y verificando el cumplimiento de las normativas. Los locales clausurados funcionaban fuera de horario y con más gente de la permitida.

El balance desde que el viernes a las 0 comenzarán a regir las nuevas medidas para frenar la segunda ola de contagios de Covid es claro: gran cantidad de inspectores y personal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires previniendo y concientizando; un alto acatamiento por parte de los comercios, en su inmensa mayoría bares y restaurantes, y cinco locales clausurados por funcionar fuera de horario y tener más capacidad de gente que la permitida.

Desde el mismo jueves por la noche, horas antes de que entraran en vigencia las medidas, personal de diferentes áreas del GCBA realizaron acciones de prevención y concientización en plazas, parques, bares y puntos gastronómicos de toda la Ciudad con distintas cuadrillas, que recorrieron las áreas como Puerto Madero, Palermo Hollywood, Plaza Serrano, San Telmo, Avenida Corrientes, Plaza Dorrego, Corredor Donado, Avenida Elcano, Paseo Ferroviario y Paseo de la Infanta, que es donde se concentra más del 80 % de la actividad gastronómica de la Ciudad. Y en los parques Tres de Febrero, Chacabuco, Plaza Arenales, Parque General Paz, entre otros.

De los operativos también participó personal de la Dirección General de Fiscalización Urbana (DGFU), agentes de Prevención, agentes de Tránsito, bomberos de la Ciudad, guardaparques y diversos concientizadores y móviles que recorrieron la ciudad.

Durante las sucesivas noches del fin de semana se efectuaron cinco clausuras en bares y restaurantes por funcionar fuera de horario y tener más capacidad de gente que la permitida. Los locales en infracción están ubicados dos en San Nicolás, Palermo, Monserrat y Vélez Sársfield, y se les secuestró mobiliario y equipos de música.

Las clausuras fueron realizadas por personal de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), con la colaboración del Departamento Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad.

Se verifica que se cumplan con los protocolos, y se respeten los horarios permitidos de la nueva normativa.

Los locales nocturnos pueden recibir clientes hasta las 23 y podrán permanecer en cada local como máximo hasta las 24, pudiendo reabrir a partir de las 6 del día siguiente.