El Gobierno le pidió a CABA que «asuma la responsabilidad» sobre el transporte

La portavoz Gabriela Cerruti dijo que «es importante que no defiendan la autonomía sólo cuando hay beneficios», y aclaró que quieren «discutir» para llegar a un acuerdo. Por su parte, el ministro de Transporte dijo que lo que se propone «es más profundo que una «quita de subsidios».

El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, sostuvo este jueves que la discusión con la ciudad de Buenos Aires sobre la jurisdicción del transporte público de pasajeros es «mucho más profunda» y va más allá de «una supuesta quita de subsidios», mientras que la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, pidió al Gobierno porteño que asuma «las responsabilidades» que le competen.

«La propia ciudad de Buenos Aires asumió que tiene competencias en lo que hace al transporte automotor de pasajeros, eso queremos discutir», planteó Guerrera en referencia a la ley 26.740 de 2012, en la que el distrito pasó a asumir «en forma exclusiva la competencia de los servicios públicos de transporte de pasajeros».

«Sería importante que el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires no defienda la autonomía solamente cuando se trata de los beneficios, sino que la defienda también cuando se trata de las responsabilidades»Gabriela Cerruti

En este marco, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, cuestionó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por su rechazo a la posible quita de subsidios a la Ciudad en materia de transporte público y señaló que el titular del Ejecutivo capitalino tendría que defender la autonomía también cuando se trata de asumir «las responsabilidades» y no solo para hacer uso de «los beneficios».

«Me parece que sería importante que el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires no defienda la autonomía solamente cuando se trata de los beneficios, sino que la defienda también cuando se trata de las responsabilidades», criticó Cerruti en su habitual conferencia de prensa de los jueves en Casa de Gobierno.

Agregó que «suele suceder que Rodríguez Larreta quiere ser autónomo cuando tiene que recibir y no quiere ser autónomo cuando tiene que ser quien se haga responsable, por ejemplo, del transporte público”.

Larreta había indicado en la mañana del jueves, en una visita al Centro de Monitoreo Norte del Anillo Digital en la localidad de Villa Martelli, que la quita de subsidios implicaría «otro claro avance contra la autonomía» porteña.

«Tenemos que volver a ser un país federal, y esto supone respetar la autonomía de los distritos, especialmente en el tema movilidad», expresó el jefe de Gobierno porteño, y dijo que eventualmente tiene que hacerse «de forma coordinada».

«Suele suceder que Rodríguez Larreta quiere ser autónomo cuando tiene que recibir y no quiere ser autónomo cuando tiene que ser quien se haga responsable, por ejemplo, del transporte público”Gabriela Cerruti

Al respecto, Guerrera señaló en declaraciones radiales que «la Ciudad centra su discurso en una supuesta quita de subsidios», y sostuvo que el gobierno nacional quiere «dar una discusión mucho más profunda» que apunta a un ordenamiento de las atribuciones que coloque a la Ciudad en igualdad de condiciones con el resto del país.

En ese sentido, planteó que en la administración de Rodríguez Larreta «están abriendo el paraguas sobre una cuestión que no están dispuestos a absorber», y negó que se trate de un «embate» del Gobierno nacional.

«Con 22 gobernadores que nos plantean la asimetría en las tarifas, ¿esto es un embate o es ir en la búsqueda de un país federal?», se preguntó el ministro.

Por su parte, Cerruti recordó que la ley 26.740 que dispuso en 2012 el traspaso del subterráneo “también incluía el transporte público en calidad de colectivos”, pese a que nunca se efectivizó este último cambio jurisdiccional.

Foto Eliana Obregn

Foto: Eliana Obregón

 

Pedido de diálogo y debate

“Se convocó a una mesa de diálogo y se va a llevar adelante en los términos que correspondan”, dijo la funcionaria.

También Guerrera insistió en la necesidad de encarar «sin chicanas» el debate sobre «un sistema que es necesario revisar en su conjunto» y en que la discusión va más allá de «una supuesta quita de subsidios» con el consiguiente incremento de tarifas.

Al respecto, señaló que eso podría no ocurrir «si el gobierno de la Ciudad quiere que los pasajeros de sus 32 líneas sigan pagando un boleto a $ 18», continuando con el subsidio tarifario que en la actualidad paga la Nación.

En la misma línea, el secretario de Transporte, Diego Giuliano, señaló que con la decisión de transferir a la Ciudad de Buenos Aires las 32 líneas del transporte urbano de pasajeros que tienen su recorrido exclusivamente en ese territorio, «se intenta generar una mayor paridad federal y fundamentalmente redistribuir un subsidio que en la Argentina generó una disparidad respecto del habitante de la provincia de Salta, o Tucumán, o Santa Fe o Río Negro en relación al habitante de la Ciudad».

En declaraciones a Télam Radio, el funcionario dijo que «esta discusión tiene que llevarse adelante” y destacó la importancia de “que esas asimetrías se vayan superando».

«Fundamentalmente, que la Ciudad reasuma su autonomía en lo que tiene que ver con la competencia, con los recorridos, con las paradas, con la tarifa y con el subsidio de su propio transporte automotor de pasajeros”, sostuvo Giuliano.