Pareto perdió y se lesionó un codo, pero irá por el bronce

La judoca bonaerense perdió por ippon ante la japonesa Funa Tonaki, por los 4tos. de final de la categoría hasta 48 kilos. Una lesión en el codo izquierdo preocupa en la continuidad de la “Peque” en Tokio 2020.

La argentina Paulo Pareto perdió por ippon con la japonesa Funa Tonaki, tercera del ranking mundial, y sufrió una lesión en el codo izquierdo, pero continuará en busca de la medalla de bronce de la categoría -48 kilos de los Juegos Olìmpicos Tokio 2020.

La judoca campeona en Río de Janeiro 2016 terminó con dificultades para mover su brazo luego de una toma de su rival, que la mantuvo contra el piso del tatami número 1 del Centro Nippon Budokan y determinó el fallo del árbitro mongol Enkhtsetseg Turbat.

La “Peque”, de 35 años, quedó tendida en el suelo, se levantó con dificultad y se retiró del recinto con signos de dolor.

“El problema es en el codo, necesito que me vea el médico”, avisó ante el micrófono de TyC Sports, cuyo enviado especial confirmó más tarde que seguiría en competencia tras tomar contacto con su equipo.

Con la derrota ante la judoca local, Pareto quedó sin opciones de revalidar el oro logrado hace cinco años en Brasil, pero jugará una instancia de repechaje para conquistar el bronce, un metal que ya obtuvo en Beijing 2008, su primer Juego Olímpico.

El próximo combate de la argentina, número 6 del ranking de la Federación Internacional de Judo (ITJ), está pautado para las 5 (hora de la Argentina) frente a la portuguesa Catarina Costa, octava del escalafón.

En caso de ganarlo, pasará a disputar un último combate por la medalla de bronce, cerca de las 6 (hora de la Argentina) de este sábado.

La mañana en Tokio, noche en Argentina, había comenzado con buenas perspectivas para la judoca de San Fernando, vencedora por ippon en sus dos primeras intervenciones.

Su debut marcó el primer triunfo “albiceleste” en los Juegos Olímpicos de la capital japonesa tras ganarle a la sudafricana Geronay Whitebooi en la ronda de dieciseisavos de final.

Pareto puso a la campeona de África en estado de sumisión con una llave desde el piso y definió la historia cuando faltaban más de dos minutos de pelea.

En el siguiente cruce, consiguió dos waza-ari y despachó a la eslovena Marusa Stangar, duodécima del escalafón y medalla de bronce en el Campeonato Europeo de Minsk 2019.

En su despedida olímpica, Pareto busca la tercera medalla de su carrera tras colgarse el bronce en Beijing 2008 y el oro en Río de Janeiro 2016.