La Legislatura porteña debate el proyecto para construir edificios en la Costanera Sur

El oficialismo porteño pretende habilitar nuevos usos del suelo para la construcción de viviendas y comercios y la oposición denuncia «un nuevo intento» del Gobierno de Rodríguez Larreta de «cederle a Irsa la costa del río para hacer un barrio privado».

El Gobierno porteño firmó un convenio con la empresa Irsa para la construcción de edificios en la ex Ciudad Deportiva Boca.

La Legislatura porteña inició este jueves el tratamiento del convenio urbanístico firmado por el Gobierno de la Ciudad con la empresa Irsapara la construcción de un conglomerado de edificios en la Costanera Sur, en el predio de la ex Ciudad Deportiva Boca Juniors.

El expediente que fue presentado por el Ejecutivo el martes fue puesto en tratamiento en una reunión conjunta de las comisiones de Planeamiento Urbano y Presupuesto que se transmite en vivo a través del canal de YouTube de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el plenario,funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Urbano del Gobierno localbrindan detalles del convenio alcanzado entre la administración porteña y el conglomerado privado, dueño del predio de 71 hectáreas, para cambiar la actual normativa que rige en los terrenos.

«Se trata de un nuevo intento del Gobierno de la Ciudad de cederle a Irsa la costa del río para hacer un barrio privado»

MATÍAS BARROETAVEÑA

La iniciativa busca la habilitación de nuevos usos del suelo -como los de viviendas y comercios- ya que en la actualidad solo tiene autorización para actividades deportivas.

A modo de contraprestación por la reforma a cargo de la Legislatura, Irsa cederá a la ciudad 47 hectáreas que serán destinadas a un espacio de acceso público y cuyo mantenimiento estará a cargo de la empresa por diez años, según se desprende del acuerdo.

Legisladores del Frente de Todos (FdT) anticiparon su rechazo al advertir que el lugar ribereño se convertirá «en un barrio cerrado y exclusivo de lujo».

El oficialismo porteño busca la habilitación de nuevos usos del suelo para instalar viviendas y comercios.

El oficialismo porteño busca la habilitación de nuevos usos del suelo para instalar viviendas y comercios.

«Se trata de una nueva versión camuflada de Solares Santa María, un nuevo intento del Gobierno de la Ciudad de cederle a Irsa la costa del río para hacer un barrio privado, algo que expresamente está prohibido en la normativa de la Ciudad», expresó el diputado del FdT Matías Barroetaveña.

Agregó que «se presenta envuelto en un paquete de supuesta cesión de tierras al Estado de la Ciudad pero se van a construir torres de 45 metros y pretenden incluir en la cuenta de la cesión tierras que ya son de la Reserva Ecológica, por lo tanto ya forman parte del espacio verde porteño».

La diputada nacional del FdT Gisela Marziotta expresó que «lejos de escuchar nuestro reclamo por la venta de la costanera de Costa Salguero, el Gobierno local avanza con un nuevo proyecto costero que le da la espalda a las necesidades de los vecinos y vecinas de la Ciudad».